Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM
Alfred Nobel: de la nitroglicerina a la dinamita

Fundación MAXAM - Casa del Explosivo - Alfred Nobel: de la nitroglicerina a la dinamita

En el año 1847 el italiano Ascanio Sobrero inventó la nitroglicerina, un potente producto que resultaba difícilmente utilizable por su inestabilidad. Movimientos bruscos o cambios en su temperatura lo podían hacer detonar, por lo que realmente no se podía llegar a utilizar.

En sus vitrinas la Casa del Explosivo recrea cómo era su fabricación en un taller en dos plantas: glicerina, ácido nítrico y sulfúrico, corriente de agua fría, vapores,..

Alfred Nobel (1833-1896), a quien su padre había introducido en la fabricación de productos explosivos, conoció a Ascanio Sobrero y su invento de la nitroglicerina en Paría en 1850. En 1856 montó un laboratorio en las afueras de Estocolmo e investigó, hasta conseguirlo, cómo poder utilizar la nitroglicerina controlando sus riesgos.

En sus investigaciones fabricó un nitrador cuyo funcionamiento podemos conocer en la panelística de la Casa del Explosivo. Tiempo después Nobel llegaría a la solución, mezclar la nitrocelulosa con un material poroso que formara una pasta, fácilmente manipulable y transportable. Así fue como surgió la dinamita, producto que el genial inventor patentó el 19 de septiembre de 1866 en Suecia.







Comparte:


Última actualización 2017.07.19
 Fundación MAXAM © 2017   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal