Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM
La producción industrial de los explosivos

Fundación MAXAM - Casa del Explosivo - La producción industrial de los explosivos

El 12 de octubre de 1872 comenzó en Galdácano (Vizcaya) la fabricación de dinamita, fue el primer día de actividad de la Sociedad Anónima Española de la Pólvora Dinamita. Privilegios Alfred Nobel, la compañía que se creó en España a partir de la patente de su inventor y que en 1896 formaría junto con otras ocho compañías Unión Española de Explosivos.

Las maquetas enviadas por la filial de MAXAM en Portugal nos ayudan a entender cómo era la distribución de una planta de producción de dinamita. El resultado final de este proceso era una masa que había de ser envuelta en papel de parafina. Solía ser realizado de manera manual por mujeres (como muestra, un equipo llegado hasta el MUMI desde Bolivia), las conocidas como “cartucheras”, lo que hizo de la industria química uno de los primeros sectores en los que se inició la integración laboral de la mujer en nuestra sociedad.

En las fábricas de dinamita se producía la nitroglicerina, así como algunos de sus componentes como el ácido nítrico. En la Casa del Explosivo se pueden ver dos instalaciones con dicho fin,
una de finales del s. XIX de origen belga que estuvo en la Sociedad Anónima La Manjoya y otra posterior y más moderna (proceso Biazzi),de 1935 proveniente de Suiza.

La nitroglicerina aplicada a la pólvora permitió la consecución de pólvoras sin humo, destinadas fundamentalmente a la fabricación de cartuchería de caza (actividad que MAXAM inició en 1899) como para uso militar (la primera fabricación para la Armada Española fue en 1911). En el proceso de elaboración de la pólvora sin humo el éter era un producto básico, el cual era fabricado con ácido sulfúrico y alcohol en un proceso a 140º en la pequeña fábrica –originaria de principios del s. XX- que puede verse en esta parte de la exposición.

Además, se contaba con un péndulo balístico para comprobar la potencia energética (necesario que esta fuera de varios miles de m/s para romper la roca) de los productos explosivos fabricados.





Otra instalación de las fábricas también representada en el MUMI es la plomería, en la que se fabricaba este material mediante láminas o bloques, y se le daba posteriormente usos como el de formar parte de los suelos de las plantas de nitración, almacenamiento y pesado de nitroglicerina o en las zonas de mezclado y encartuchado de dinamitas.




Comparte:


Última actualización 2017.01.17
 Fundación MAXAM © 2017   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal