Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM

Fundación MAXAM - Colección MAXAM - Exposiciones - Colección MAXAM. Los calendarios de explosivos

Colección MAXAM. Los calendarios de explosivos


Colección MAXAM. Los calendarios de explosivos
Salamanca. 27 de mayo - 24 de julio.
Salamanca. 27 de mayo - 24 de julio.

Sala de Exposiciones Caja España - Caja Duero


La Colección MAXAM nace en 1900 con un objetivo bien sencillo: ofrecer un soporte funcional y perdurable en el tiempo, que difundiera la imagen y la actividad de la empresa. Este es el origen del calendario de MAXAM, ilustrado con imágenes que tuvieran en cada momento una mayor aceptación popular para llegar a cuantos hogares y lugares públicos fuera posible.
 
Un cartel, a modo de calendario, suponía la mejor y más prolongada manera de publicitar la empresa en aquellos tiempos. A la par, las obras destinadas a ilustrar el almanaque debieran ser de temática popular y de calidad artística, el doble objetivo al que la Colección MAXAM se ha mantenido siempre fiel. Conceptos que han evolucionado en diversas direcciones a lo largo de los 110 años de vida de la Colección, pero que le han dado seña de identidad propia hasta el día de hoy y que seguirán haciéndolo en el futuro.
 
Un brillante conjunto, la Colección MAXAM, del que la sala de exposiciones Caja España-Caja Duero de Salamanca acogerá hasta el próximo 10 de julio una representativa muestra de 73 obras con las que realizar un entretenido ejercicio de memoria con el que tener un mejor conocimiento de la evolución de la sociedad española.
 
Los inicios de la Colección MAXAM 
La Colección se inició en 1900 con Arturo Mélida bajo los cánones del art nouveau (Diana Cazadora ese año y Santa Bárbara en 1901), el movimiento que en aquellos momentos daba forma por toda Europa al cartelismo, innovadora técnica publicitaria de finales del XIX y principios del XX.
 
Al tiempo, para elaborar dichos carteles, Unión Española de Explosivos (UEE) –hoy MAXAM- comenzó una labor de mecenazgo cultural pionera en nuestro país y que sigue manteniendo actualmente. Cada año, la obra que ilustra el calendario es encargada a un pintor de renombre y representativo del momento. Las únicas indicaciones que se les daba a los pintores, era realizar una obra figurativa, y de alguna manera hacer referencia a la actividad de la empresa.
 
Un mecenazgo complementado con la difusión dada al calendario y que durante muchos años fue la única vía de acceso a la cultura en muchos puntos de la geografía española. Las láminas que reproducían la obra encargada eran guardadas al final de año y enmarcadas en muchas ocasiones por sus propietarios, formando así –en palabras del periodista Luis Carandell- el “museo de los que nunca van al museo”.
 
Temáticas y autores 
Tras los inicios alegóricos art nouveau, la Colección rápidamente tomó la representación realista aunada a los retratos femeninos de mujeres burguesas practicantes del deporte de la caza (1902, Emilio Sala, Dama con escopeta), o los relacionados con el uso de los productos fabricados por la empresa mecenas –Unión Española de Explosivos- la marina española (1912, Juan Martínez Abades, El saludo en el mar) o el mundo de la minería (1909, Manuel Benedito Vives, Descanso).
 
Pero si durante mucho tiempo hubo una temática por la que fue conocida la Colección MAXAM fue por el protagonismo de las llamadas mujeres de explosivos. Y sin lugar a dudas, el autor que mejor las representó fue Julio Romero de Torres. Cuatro obras marcadamente simbolistas que nos sitúan frente a cuatro mujeres atrevidas, retadoras y sensuales que nos abstraen como espectadores a mundos de irrealidad (1924, Encendiendo la mecha; 1925, Mujer con pistola; 1929, La escopeta de caza; 1931, El cohete).
 
La sociedad española, su mentalidad conservadora y los gustos consecuentes se pueden ver en las mujeres de explosivos que siguieron ideándose para los calendarios de la Compañía a partir de los años 40, como las incluidas en la sección La mujer… entre el realismo y la tradición, retratos realistas en base a la tradición popular y un gusto estético dominante durante muchos años, décadas incluso. Una línea que también marcó a los protagonistas masculinos recogidos en El hombre tranquilo, tipos duros como los de En la taberna de José Bardasano (1965) o que pretenden serlo como el Retrato de un adolescente de Domingo Huetos (1967). Todas ellas imágenes que año tras año decoraron las paredes de todo tipo de establecimientos: bares, estancos, comercios, cantinas, estaciones,…
 
En los años 90, y a la par que la Compañía mecenas estrenaba nuevo accionariado e iniciaba su expansión internacional que le ha llevado a ocupar una posición líder con una presencia consolidada en los cinco continentes, la Colección MAXAM, sin olvidar sus raíces y su historia, iniciaba en 1996 una nueva etapa con Mirando al futuro de Miguel Peña. Una nueva etapa, una apuesta por la modernidad que ha traído a la Colección a las figuras más actuales del arte figurativo como Eduardo Arroyo, Clara Gangutia, Manolo Valdés, Eduardo Úrculo, Angel Mateo Charris o Rafael Canogar, entre otros.
 
La inauguración oficial de la exposición Colección MAXAM. Los calendarios de explosivos tendrá lugar el 27 de mayo a las 12.00 horas.

Visitas
27 de mayo - 10 de julio.
De lunes a domingo: de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.30 horas.





Comparte

...................................................................

  




...................................................................

Última actualización 2014.12.18
 Fundación MAXAM © 2014    Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal   |   .