Imagen Transparente
Imagen Transparente
Terra Solutions
Canal de Panamá, el reto del siglo XXI
Canal de Panamá, el reto del siglo XXI Canal de Panamá, el reto del siglo XXI

2010.01.22


Terra Solutions - Rincón técnico - Casos prácticos - Canal de Panamá, el reto del siglo XXI

En 2006, el pueblo panameño aprobó por mayoría absoluta el Programa de Ampliación del Canal de Panamá, el más ambicioso proyecto desarrollado en la vía acuática desde su inauguración en 1914.

El 15 de agosto de 1914 se inauguró oficialmente el Canal de Panamá. Años de esfuerzos y trabajos culminaban con este gran proyecto de ingeniería que permitía la ansiada unión de los dos grandes océanos, Atlántico y Pacífico. Una gran infraestructura que se ha convertido en una de las rutas de preferencia del comercio internacional favoreciendo el desarrollo económico al acortar distancias y tiempos de comunicación marítima.

Modernización constante
Con 80 kilómetros (50 millas) de longitud desde las aguas profundas del Atlántico hasta las aguas del Pacífico, por el Canal se han realizado 943.042 tránsitos desde su apertura. Una ruta marítima que ha sido sometida a muchas mejoras diseñadas para cumplir los niveles de excelencia requeridos. Con este propósito, la Autoridaddel Canal de Panamá (ACP), entidad autónoma del gobierno panameño que opera y administra el Canal, trabaja continuamente en el proceso permanente de su modernización.

Con la llegada del siglo XXI, para responder las demandas futuras de tráfico y asegurar que el Canal mantenga su competitividad como ruta marítima preferida, la ACP desarrolló un plan maestro que anunció como propuesta en abril de 2006. Aprobado en referéndum por mayoría absoluta del pueblo panameño, el Programa de Ampliación es el esfuerzo de ingeniería más grande que se ha emprendido en el Canal desde el inicio de la construcción originalen la vía acuática hace más de un siglo.


Proyecto Tercer Juego de Esclusas
Entre los objetivos que recoge este plan de acción, se contempla el incremento de la capacidad del Canal para captar la creciente demanda de tonelaje con niveles de servicio apropiados para cada segmento de mercado y hacer que sea más productivo, seguro y eficiente. A día de hoy el tamaño máximo de los buques que puede pasar por el canal está limitado por las dimensiones actuales de las cámaras de las esclusas (33,5 x 320 m). Los barcos que llegan a estas dimensiones son denominados “Panamax”.

A futuro, lo que se pretende es que barcos “Post-Panamax”, aún mayores puedan navegar por esta vía interoceánica. Para conseguirlo, la piedra angular del Programa de Ampliación es el Proyecto del Tercer Juego de las Esclusas. Un programa integral de ampliación de su capacidad cuyos componentes principales son: la construcción de dos complejos de esclusas –uno en el lado Atlántico y otro en el lado Pacífico – cada uno con tinas de reutilización de agua; la construcción de cauces de acceso a las esclusas nuevas; el ensanche y profundización de los cauces existentes; y finalmente, la elevación del nivel máximo de funcionamiento del lago Gatún. Con un coste estimado de 5.250 millones de dólares, incluyendo provisiones para contingencias y la inflación prevista para durante el periodo de construcción, el nuevo juego de esclusas, cuya ejecución durará un máximo de 8 años, está previsto se abra al tráfico marítimo en 2014, coincidiendo con el centenario de la inauguración del Canal. Especialistas internacionales

El tercer juego de esclusas requiere de volúmenes considerables de excavación. En total, la excavación y disposición de aproximadamente 133 millones de metros cúbicos de material. Para la ejecución del proyecto, debido a la magnitud de la obra y a su importancia tanto para Panamá como para el comercio internacional, la ACP decidió buscar compañías internacionales con experiencia en la construcción de infraestructuras de este nivel: Dredging International, MAXAM, Yuan Dong 007, Sacyr Vallehermoso SA, Impregilo SpA, Jan De Nul NV, Constructora Urbana, SA, y Meco SA.



Una solución distinta
A principios de 2008, la compañía belga Dredging International, que se encontraba en proceso de licitación para el paquete de la “Profundización y Ensanchamiento de la Entrada Pacífico y Canal Sur de aproximación al Tercer Juego de Esclusas”, contactó con MAXAM para plantear una solución diferente a la necesidad de hacer voladuras submarinas. A partir de ese momento, el Grupo inició la movilización de personal y desarrolló un tipo de equipos especiales para el bombeo de explosivos: “Los Casetes”, sistema innovador de bombeo de explosivo a granel. Paralelamente, para poder satisfacer las necesidades básicas del proyecto, se realizó el montaje de una planta de Rioflex. La tecnología usada en este proyecto, fue desarrollada por el equipo de ingeniería de Galdacano, y la experiencia del equipo de MAXAM Civil Explosives.

En el proyecto, MAXAM es el ejecutor de las voladuras submarinas para Dredging International en la profundización del Canal de aproximación Sur al Tercer Juego de Esclusas, al tiempo que también realiza un paquete de servicios técnicos: diseño de voladuras, monitoreo y control de vibraciones, controles de calidad de la fragmentación y de medio ambiente. Una amplia oferta adaptada a las peculiaridades de una infraestructura con elevados niveles de ejecución.
 
Se planteó hacer voladuras submarinas para la profundización de hasta -16,1 mts sobre el nivel del mar. Las condiciones climáticas, las diferencias culturales en un equipo humano plagado de nacionalidades, así como ser iniciadores del proyecto La ampliación del Canal de Panamá pretende hacerlo más productivo, seguro y eficiente. de ampliación del Canal , representaron un increíble esfuerzo”, señala como peculiaridades del proyecto Manuel López Cano, Responsable de Tecnología de Aplicaciones de MAXAM, quien destaca que del grupo de trabajo que ha intervenido en su ejecución- un total de 10 ingenieros expatriados en distintas ramas, además de más de 23 técnicos locales y personal administrativo.

Nivel de vibraciones
Uno de los principales valores del grupo MAXAM es su compromiso de respeto por la naturaleza y su preservación, en clara proyección del desarrollo sostenible. La rigurosa política de respeto medioambiental de MAXAM ha garantizado en este proyecto, que no se haya rebasado el nivel marcado de vibraciones. En un principio el Grupo contó con un estudio geológico del área a ser volada que le proporcionó el cliente. Basados en el tipo de roca, y características de la zona- señala Manuel López- se realizó una predicción de las cargas máximas aplicables con la ayuda del jefe del servicio técnico. Se realizaron estudios previos, marcados dentro de nuestra propuesta para desarrollar el proyecto. El 8 de abril se comenzó con un plan de pruebas, realizando voladuras con cargas pequeñas para poder tener una idea del comportamiento del terreno. Posteriormente, se analizaron los resultados de las voladuras de producción manteniendo siempre los niveles de vibraciones muy por debajo de lo permitido.



Resultados excelentes
La experiencia de MAXAM en la ejecución de infraestructuras con niveles de complejidad muy elevados está siendo determinante para su colaboración en la construcción del tercer juego de esclusas y ampliación de los cauces navegables. Se están cumpliendo los tiempos de ejecución con unos resultados muy favorables, haciendo de esta obra un hito tanto histórico como técnico en el desarrollo de su ejecución.

“La ACP diseñó el proyecto para un periodo de seis meses y va a ser ejecutado en un tiempo record. La apuesta por hacer el proyecto con explosivo bombeado en vez de encartuchado nos da unas ventajas competitivas importantes. Creemos que hemos marcado unos records desconocidos hasta ahora. Se han realizado voladuras de hasta 32 toneladas de Rioflex. Además los resultados técnicos en forma de fragmentación están siendo excelentes, en 144 voladuras las vibraciones han estado controladas. No se ha producido ni una sola reclamación y económicamente el proyecto está siendo interesante”, subraya en este sentido Manuel López quien califica el proyecto como un auténtico “desafío a la imaginación”. Un desafío que beneficiará no sólo a la economía panameña sino al intercambio comercial entre Asia y Europa, pasando por América.


El Canal de Panamá, además de ser motor impulsor de un conglomerado de servicios y actividades interrelacionadas, que generan una gama de aportes a la economía nacional, es un pilar principal en el comercio internacional. Por ello, su ampliación producirá beneficios más allá de los que se derivan directamente de su construcción y operación. Después del inicio de operación del tercer juego de esclusas se experimentará un incremento del tráfico por el Canal, lo cual supondrá un aumento de las actividades económicas de la vía acuática y de todo el conglomerado de servicios relacionados con la industria marítima, además de los aportes directos del Tesoro Nacional panameño.

En el año fiscal 2005 transitaron por el Canal 279.1 millones de toneladas CPSUAB (siglas para Sistema Universal de Arqueo de Buques del Canal de Panamá). Se prevé que este volumen de tráfico marítimo podría alcanzar los 510 millones de toneladas en el año fiscal 2025, lo que representa un aumento del 82%. El Canal actual operando a su máxima capacidad sostenible, sólo tiene capacidad para manejar entre 330 y 340 millones de toneladas CPSUAB anuales. Ampliado con el tercer juego de esclusas, tendrá una capacidad máxima sostenible de aproximadamente 600 millones de toneladas CPSUAB por año y permitirá el paso de los Postpanamax.

Buques que ofrecen economías de escala que reducen entre 7% y 17% el costo operativo por TEU- término en inglésutilizado para identificar un contenedor marítimo de 20 pies de largo o su equivalentepara el naviero. Mejoras que favorecerán notablemente el tránsito marítimo y permitirán que esta gran infraestructura siga prestando un servicio de calidad.




Comparte:


Última actualización 2019.08.08
 MAXAMCorp Holding, S.L. © 2018    Follow us on Twitter   Follow us on Facebook  Follow us on LinkedIn  Follow us on Youtube                        
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal