Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM

Fundación MAXAM - Cátedra MAXAM - Minerales - Diamante

 


Belleza y dureza en un mismo elemento

Historia

El diamante es un mineral que pertenece al grupo de elementos nativos (minerales compuestos de un solo elemento de la tabla periódica), compuesto de carbono, aunque puede contener escasas cantidades o trazas de otros elementos (nitrógeno, boro e hidrógeno). El término griego “adamas”, que quiere decir indomable, invencible, es la palabra origen de su actual denominación.

Es la gema más conocida e importante, apreciada desde la antigüedad por su gran dureza y atributos especiales. Los diamantes fueron reconocidos y extraídos por primera vez en India, en depósitos aluviales de los ríos Penner, Krishna y Godavari, hace al menos 3.000 años. El primer dato escrito sobre un diamante se halla en el Libro del Éxodo, aproximadamente en el año 1.447 a.C, donde se hace referencia al pectoral que llevaba Aaron, sumo sacerdote judío y hermano de Moisés que transportaba 12 piedras diferentes, cada una de las cuales identificaba a un pueblo o tribu judía.

Los diamantes se empezaron a utilizar como ornamentación en la época de los romanos y, paralelamente, en la India. Antiguamente se utilizaba en bruto, empezándose a tallar para gemología a partir del siglo XIV.

En 1954, la compañía norteamericana General Electric produjo los primeros diamantes sintéticos al someter una sustancia rica en grafito a una temperatura de 2.899 grados Celsius y una presión de más de 100.000 atmósferas, semejante a la real de formación.

 

¿Cómo se encuentran en la Naturaleza?

Hasta ahora los diamantes se han encontrado fundamentalmente en las rocas denominadas kimberlitas (rocas volcánicas ricas en potasio con poco cuarzo que proceden de zonas profundas de la corteza o incluso del manto superior y que ascienden por chimeneas volcánicas hasta la superficie). También se localizan en lamproitas (rocas volcánicas muy escasas y especialmente ricas en potasio y magnesio, relativamente pobres en cuarzo y aluminio) correspondientes al fanerozoico, hace 540 millones de años.

La mayor concentración de yacimientos de diamantes se encuentra en África Meridional (Sudáfrica, Namibia y Botsuana), África Central (República Democrática del Congo y Sierra Leona), Australia y Rusia, donde destaca la mina de Yakutia en Sibreria oriental.


 

¿Dónde los encontramos en nuestra vida diaria?

Los diamantes que se utilizan en joyería son los cristales transparentes, con pocos defectos, incoloros o con colores definidos. Los que no tienen la calidad suficiente para joyería constituyen los diamantes de uso industrial, utilizados como abrasivos así como para otros usos técnicos. Este mineral tiene la más alta dureza y conductividad térmica de todos los materiales conocidos. Los diamantes se emplean en diversas herramientas de corte, pulido y grabado de precisión –en sectores como la óptica- debido a su dureza, lo que hace que no se gasten con el uso. En informática se utilizan para recubrir los semiconductores, los materiales para los microchips y los procesadores de los ordenadores. En las cúpulas de los altavoces, por ejemplo, mejoran la calidad y la claridad con la que se emiten los sonidos.


 

MAXAM y el diamante

Para llegar a estas aplicaciones los diamantes han de ser extraídos de la tierra. Algunas de las grandes explotaciones de este elemento están en países como Rusia, Botsuana, Congo, Australia o Sudáfrica. Naciones en cuyas minas de diamantes MAXAM desempeña un papel fundamental prestando sus productos y servicios de voladura, en muchos casos como proveedor único.

Mineral del mes. Septiembre 2016





Comparte:




Última actualización 2019.12.11
 Fundación MAXAM © 2019   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal