Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM

Fundación MAXAM - Cátedra MAXAM - Soluciones de voladura - Mineria del interior del carbón

El desarrollo industrial de nuestra sociedad no hubiera sido posible sin el aporte estratégico que supuso el uso del carbón como fuente de energía, ya fuera para la producción de electricidad, generación de calor u otros procesos industriales, como para el refinamiento de metales.

La historia del carbón se remonta a miles de años, pero su exponencial despliegue como fuente de energía tuvo lugar en la revolución industrial del siglo XVIII, extendiéndose a medida que las nuevas tecnologías y desarrollos como los trenes y los barcos a vapor lo iban demandando. Para atender la creciente demanda energética que suponía este progreso industrial y económico, fue necesario contar con mucho más carbón, por lo que se comenzaron a explotar gran cantidad de yacimientos, muchos de ellos mediante técnicas de minería subterránea.

Explotación de carbón de minas de interior

La explotación del carbón por métodos de minería subterránea representa actualmente casi el 60% de la producción mundial de este mineral. La decisión sobre qué metodología de explotación es la idónea está fuertemente relacionada con la geología del depósito del carbón. Cuando éste se encuentra a una gran profundidad, los métodos de explotación más comunes suelen ser los de cámaras y pilares y tajo largo.

El uso de soluciones especiales de voladura en las minas de carbón subterráneas es imprescindible para labores de preparación y de arranque debido a la presencia de rocas duras, incluido el carbón como la hulla o la antracita.

MAXAM y la minería de carbón

El uso de voladuras en la explotación de minas de carbón subterráneas requiere un grado de seguridad muy elevado. Los explosivos que se utilizan en la minería del carbón reúnen unas condiciones especiales de seguridad con el fin de evitar el riesgo de inflamación del grisú (gas metano mezclado con aire). En nuestro caso, las voladuras en minería subterránea se realizan utilizando los llamados “explosivos de seguridad”, especialmente diseñados para poder trabajar en entornos con posibles atmósferas explosivas.

Los explosivos son clasificados como “Roca”, “Capa” y “Capa de Seguridad Reforzada”, dependiendo de la configuración del material a volar. Los explosivos “Roca” están limitados a las labores de las clases 1ª y 2ª, tal y como son definidas en la legislación minera, no pudiendo disparar con estos explosivos, barrenos perforados en carbón.

Por su parte, los explosivos “Capa” reúnen las condiciones de seguridad adecuadas para su empleo en labores en capa de carbón, con las limitaciones expuestas en la legislación minera para el caso de tiros retardados.

Finalmente, los explosivos “Capa de Seguridad Reforzada” son del tipo de intercambio iónico, por lo que su seguridad ante el grisú y el polvo de carbón es mayor que la de los explosivos “Capa”, aunque su potencia es inferior, siendo el grupo de explosivos de seguridad más idóneo para su. empleo en las condiciones con mayor riesgo.

Para dar respuesta a estos desafíos, las propuestas de valor desarrolladas por MAXAM incorporan:

• Seguridad en la operación.
• Línea completa de productos y explosivos de seguridad.
• Seguridad de suministro.
• Operaciones coste-eficientes.
• Controles ambientales.
• Control medioambiental.
• TCO (Total Cost Ownership o coste total de operación.

La combinación de estos factores es fundamental para el éxito de la minería subterránea del carbón.

Para conocer más sobre soluciones de voladuras y propuestas de valor para minería de oro, contacte con MAXAM.


 Operario MAXAM preparando una operación de voladura en una mina de carbón.

Soluciones de voladura. Mayo 2017





Comparte:



Última actualización 2019.12.11
 Fundación MAXAM © 2019   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal