Imagen Transparente
Imagen Transparente
Fundación MAXAM

Fundación MAXAM - Colección MAXAM - Artistas - Martínez Abades, Juan

Martínez Abades, Juan


Martínez Abades, Juan
Gijón, 1862 - Madrid, 1920
Gijón, 1862 - Madrid, 1920


Con la llegada de la industrialización, la nueva burguesía asturiana de finales del siglo XIX demandaba obras pictóricas de corte realista para decoración de sus residencias. Martínez Abades destacó en este ambiente con su extensa producción de temas marineros y portuarios.

Ya desde niño, el gijonés mostró aptitudes para la pintura y la música. Su talento pictórico comenzó a transformarse en técnica en 1880 al trasladarse a Madrid para asistir a la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado, a la par que frecuentaba los estudios de los también astures Ignacio Suárez Llanos y José Grajera.

En estos primeros años la temática de sus cuadros son, sobre todo, paisajes, además de retratos, decoraciones, y escenas históricas como "La muerte de Mesalina", su primer envío a una Exposición Nacional en 1884. Su arte comenzó a centrarse entonces en la reproducción de los tonos cambiantes del agua, hasta que en 1886 surgieron de su pincel las primeras marinas, la temática que dominaría el resto de su obra.

Se trasladó a Roma de 1888 a 1890, gracias a una pensión de mérito de la Diputación de Oviedo, para acudir a la Academia de San Lucas. Durante estos dos años viajó por toda Italia, visitando museos, colecciones y puertos de mar, su siempre motivo de inspiración.

Tras su regreso a Madrid, comenzó a colaborar con la revista "Blanco y Negro", y fue premiado con segundas medallas en las Exposiciones Nacionales de 1890 y 1892, y con una primera en 1901. En el ámbito europeo, sus obras estuvieron presentes en las Exposiciones Internacionales de Berlín (1891) y de Chicago (1893).

La maestría de sus reproducciones de escenas portuarias y buques de vapor le hizo el autor ideal para ilustrar en 1912 y 1914 el calendario de UEE ya que en 1911 la Compañía comenzó a proveer a la Armada Española. Un acontecimiento insigne para la industrialización española y que dio pie a nuevas iconografías para el almanaque que en aquella época marcaba el paso de los días en todo el país.

En sus últimos años la pintura cedió a la música el protagonismo en la creatividad de Martínez Abades. La música de género y el cuplé fueron los estilos que cultivó, dejando, entre sus partituras, piezas de gran tradición para el folklore asturiano como "Paloma blanca".
 

Obra

1912, Martínez Abades, Juan

El saludo en la mar
Óleo / lienzo
74 x 44,5 cm

1914, Martínez Abades, Juan

Disparando cañón desde cubierta
Óleo/lienzo
76x45 cm.




Comparte:


Última actualización 2018.11.12
 Fundación MAXAM © 2018   Síguenos en Twitter   Síguenos en Facebook   Síguenos en Google+ Síguenos en Youtube       
Contacta con   |   Mapa web   |   Nota legal